¿Cuánto hablas en un día?

Los hábitos diarios nos facilitan las acciones. No tenemos que esforzarnos en tomar decisiones que se repiten cada día. Incorporamos esa conducta a nuestro quehacer rutinario. Si hablas mucho, tus habilidades de comunicación oral estarán “en forma”, en cuyo caso debes chequear si tus hábitos son saludables o no. Si fruto de lo que hablas te cansas, por ejemplo, tendrás que corregir algo, pues es indicador de que no lo haces de manera eficiente.

Si hablas poco, estarás en una zona de confort tan sólida, de incomunicación, que salir te costará un esfuerzo. Tu silencio tiene, entre otras implicaciones, la falta de “puesta en juego” de tu voz en el ejercicio de las relaciones sociales. La voz es portadora de mucha más información que un mensaje de wassap con emoticono. La decisión de hablar a viva voz, implica mucho más.

Consciente o insconcientemente, sólo tu sabrás qué nivel de esfuerzo estarás dispuesto a asumir, y con ello las consecuencias a corto y largo plazo sobre tu propia salud.

En el ámbito profesional, artístico y no artístico, acurrirá lo mismo, solo que con mayor trascendencia para el desempeño del oficio en cuestión.

Un vocal coach, te acompaña en el reconocimiento y exploración de las habilidades que tienes y te ayuda en el camino de mejora. Menos esfuerzo y fácil, son dos premisas con las que yo trabajo. Hablar bien o cantar, sí se puede, mejorar también.

Palabra de Faladoriña!

Advertisements

Faladorinha é brindeira. Toastmasters en Galicia!

La red internacioanl de clubs de oratoria, Toastmasters, llega a Galicia. El primer club Toastmaster gallego está presidido por Isabel Pichel, autora de Faladoriña. Este club se nutre de aquellas personas interesadas en mejorar sus habilidades en comunicación competente y liderazgo. Aquellos o aquellas interesadas en descubrir como hablar en público de una manera eficaz pueden sumarse al club. El punto de reunión es Identia, un centro de coaching y formación que cede amablemente sus instalaciones. El primer y tercer miércoles de cada mes se celebran las reuniones, con la particularidad de que cada miembro asistente asume un rol. Puede ser el maestro de ceremonias, Toastmaster, o puede ser orador, pero también puede ser uno de los evaluadores de la sesión.

Aquellas o aquellos “faladoriñ@” que se interesen por este club pueden ponerse en contacto a través de la página del Club Toastmasters de Santiago de Compostela: http://tmclub.eu

La red internacional Toastmaster tiene clubs de oratoria por todo el mundo. Desde hace casi un siglo, se utiliza su método de aprendizaje de cómo comportarse en un encuentro social y cómo hablar en público, que ha tenido su origen en EEUU. www.toastmasters.org 

Además de permitir mejoras en comunicación competente y liderazgo, también permite establecer contacto con personas de todo el mundo que comparten la pasión por la oratoria. Existen además convocatorias de concurso local e internacional, para motivar a los miembros toastmasters en su propia marca personal de superación en el uso de habilidades de comunicación social.

La voz es nuestra carta de presentación

La voz que tenemos nos delata en cada ocasión en que la utilizamos. Si tenemos una entrevista de trabajo, o si nos presentamos ante alguien, será nuestra carta de presentación. Los matices de brillo, color, temblor, o falta de volumen, delatarán nuestro estado emocional.
Saber identificar nuestras propias habilidades de comunicación en relación a nuestra propia voz nos facilitarán las realciones sociales, tanto personales como profesionales.